Magia sucia

Siempre que siento una cantidad considerable de sueño, viene a mi mente el recuerdo de una frase que, muy a parte de hacerme sentir mal, me hizo razonar mucho acerca de las cosas que estoy haciendo bien y las que hago mal: “Antes eras más romántico”.

Pues sí, la verdad es que, como muchas personas, las ganas de comer chocolate se me quitan después de consumir bastante chocolate y tener fácil acceso a él. Esto no quiere decir que cuando tienes chocolate a por montones deje de gustarte, para nada, es solo que ya no tienes que hacer nada para conseguirlo, está ahí, listo para que estires la mano y te lo comas… y la verdad que esto hace que ya no te esfuerces en conseguirlo. Pasa con todo, en realidad.

Entonces me senté un día cualquiera en esta silla  (llena de pelos de gato, dicho sea de paso) y me pregunté si ahora que logré lo que quería ya no lo quería tanto como antes. La verdad es que era una pregunta que temía hacerme todo el tiempo y simplemente la ignoraba, pero un buen día me la hice y me di cuenta que, felizmente, no era así, sino que había caído en un aburrido facilismo. Entonces me dije que estaba bien tener bastante chocolate en la alacena, pero un día este se iba a acabar y yo estaría tan acostumbrado a tenerlo ahí que ya no sabría cómo buscarlo.

A todo esto del chocolate, la verdad es que no tengo ni uno, pero me pareció una metáfora deliciosa y yo en serio quiero chocolate, pero ese no es el punto. [¿acabo de escribir “metáfora deliciosa”?]

Sucede que yo solía ser muy romántico con mi novia. Por ejemplo, dejaba de hacer lo que tenía que hacer para salir con ella, dejaba de comer para llegar siempre con buena suma de dinero a las citas, dejaba de dormir solo para escribirle poemas con mi sangre (bueno, eso último no). En fin, era detallista y siempre pendiente de la felicidad de ella; pero con el paso del tiempo empecé a descuidarme de aquellas cosas que hicieron que una pequeña chica asiática (con los ojos café oscuros más profundos y brillantes que he visto en mi vida) se enamorara de mí -cosa que me tardo, aproximadamente un año- y eso no me gustaba para nada. Aunque, a decir verdad, no había notado mi descuido hasta que escuche de sus labios la oración maldita: “antes eras más romántico”.

Estos últimos dos meses que han pasado desde mi meditación han sido algo pesados; la verdad que es difícil recuperar el amor de alguien cuando ya posees parte de ese amor. Es incluso frustrante cuando sabes que eres tú mismo quien debes volver a ser para lograr tu cometido, pues ya eres tú y no sabes diferenciar precisamente entre tú y tú. No sé cómo escribirlo bien, es algo confuso y tengo gripe, sin mencionar que son casi las 3 am; pero apuesto a que eso no le importa a nadie [malditos].

A lo que voy es que nunca es fácil recuperar lo perdido, pero es mejor hacerlo antes que el tiempo pase, porque el nivel de dificultad puede aumentar a tal punto que las cosas ya no tengan arreglo (aunque siempre he creído que todo tiene solución menos la muerte). La verdad es que ser romántico es una parte importante en una relación, uno no debe llegar al punto de ser empalagoso pero vamos, ¿a quién no le gusta sentirse amado?, ¿a quién no le gusta recordar por qué está en una relación desde un principio? Ser romántico puede incluso llegar a ser un tipo de magia sucia, casi como hacer trampa en una relación para que las cosas funcionen mejor cada día. Puede que no sea muy fácil definir qué es ser romántico para cada uno; pero ya que quiero que alguien (ojalá) saque algo productivo de lo que lee en este instante, pues diré que ser romántico es tan simple como demostrarle al otro que lo amas a través de acciones: una visita, una canción al oído, una invitación, un “te amo” antes de irte a dormir.

Ahora estoy tratando, cada día más, de recuperar esa magia. Diría “de mantener el fuego vivo”, pero eso es muy cliché; no obstante, no me gusta la moda hipster así que de todos modos lo diré: sí, estoy intentando mantener el fuego vivo, rojito, calientito y brillante. Nada cuesta intentar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s