Crric, crric, crric…

Clic, clac, clic, clac.
Muñeco de cuerda
que no pidió la vida
y no sabe cuándo llegó.

Clic, clac, clic, clac.
No hay momentos felices,
no hay silencio real,
solo hay que avanzar.

Clic, clac, clic, clac.
Pasos danzantes,
siguen el ritmo del corazón
que nadie le dio.

Clic, clac, clic, clac.
Sabe que vive
y se aferra a su camino
para nadie más que él.

Clic, clac, clic, clac.
Olvida lo efímero,
conserva la calma,
disfruta su avance.

Clic, clac, clic, clac.
Quizás todo cambie.
Algún día, quizás.
Quizás adelante.

Clic, clac, clic, clac.
No hay felicidad
más allá
del clac, clac… Clac.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s